CASA NAVAS

En un escarpado solar al que se accede por la parte baja, se desarrolla una vivienda para un matrimonio con dos hijas jóvenes. Los clientes buscan un refugio de fin de semana de proporciones manejables que pueda también albergar ocasionalmente las dinámicas de una familia completa.

Se plantean dos programas apilados comunicados por una escalera interior que lo unifica: el refugio de los padres en la planta alta volcado hacia las vistas sobre la terraza delantera y un apartamento independiente en la planta inferior. Al asignar a cada planta un espacio exterior diferenciado y un acceso independiente, la capacidad del solar se duplica al mismo tiempo que se organizan el conjunto de los espacios de la parcela.



Fotografía: Javier Callejas

Vivienda unifamiliar aislada

Email     ︎